VUELTA AL COLE: COMO ELEGIR MOCHILA

Mochilas para niños

En breve empezarán los preparativos para la vuelta al cole, y entre ellos, uno de los más importantes: ELEGIR MOCHILA.

Con este artículo de la vuelta al cole: como elegir mochila, esperamos serviros de ayuda con unas premisas a tener en cuenta a la hora de comprarla.

Lo primero que tenemos que tener en cuenta a la hora de elegir la mochila es EL TAMAÑO DE NUESTRO HIJO. Debe quedar situado a la altura de los hombros y terminar unos 5 cm antes de la cintura. Si queda por debajo del culete quiere decir que esa mochila le va grande.

Si buscamos una mochila para educación infantil o guardería, en las que en su interior meteremos el agua, el almuerzo y poco más, podemos optar por mochilas mucho más pequeñas y cómodas.

Mochila skip hop

Mochila modelo Erizo de Skip Hop de venta en Amazon

Mochila tutete fantasma

Mochila modelo Ghost de A Little Lovely Company que podéis comprar en Tutete

Otra cosa a tener en cuenta es como funcionará esa mochila en cuanto al PESO QUE LLEVARÁ. Por un lado, debemos elegir una mochila que sea ligera, no muy pesada, pero que sea fuerte. Una mochila que pese demasiado incrementará el ya de por si elevado peso que tendrá que llevar tu hijo a clase.

Una mochila con VARIOS COMPARTIMENTOS, además, ayudará a repartir ese peso. Siempre tendremos que colocar los libros más pesados en los compartimentos pegados al cuerpo y los objetos menos pesados en los bolsillos delanteros.

Recordemos que según la ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE PEDIATRÍA un niño no debe cargar la mochila más del 10-15 % de su peso corporal.

En el caso de las mochilas, su capacidad se mide en litros, así que como orientación:

  • Niños de 1-2 años: Mochilas de 2-5 Litros.
  • Niños de 3-5 años: Mochilas de 6-10 Litros.
  • Niños a partir de 6 años: Mochilas de 11-29 Litros.

Las MOCHILAS CON RUEDAS son una buena elección para aligerar el peso de la espalda de los niños. Estudios recientes sostienen que pueden provocar daños en la muñeca cuando los trayectos son demasiado largos, o cuando tienen que subir con ellas escaleras, ya que incrementa mucho el peso de la mochila. Así que si tu hijo no va a usarla en ninguno de estos casos, os podéis plantear haceros con una.

Otra buena opción es buscar materiales IMPERMEABLES, que aunque salen un poco más caros que las mochilas de tela, son mucho más cómodos cuando la mochila queda fuera del paraguas y terminan empapadas.

Por último, aunque no menos importante, tendremos en cuenta el GROSOR Y TAMAÑO DE LAS CORREAS Y UN RESPALDO ACOLCHADO.  Es muy importante para su espalda colocar y ajustar bien la mochila: unas correas anchas y acolchadas, blandas y cómodas para el cuerpo, que no se claven con el peso, y un buen respaldo acolchado, convierten una mochila normal en una excelente mochila.

Como plus, además de todo esto, podemos optar por marcas que trabajan minimizando el impacto ambiental de su producción y materias primas, y fabrican con proveedores que además trabajan especialmente en países de bajos salarios y lo hacen bajo unas buenas condiciones de trabajo, suena muy bien, ¿verdad?

Marcas como Deuter y Vaude tienen el sello Bluesign y están comprometidas a mejorar las condiciones de trabajo justas en todo el mundo.

Así que con todo esto, ¿listos para haceros con la mochila escolar adecuada? Pues a buscar, comparar y como siempre… PACIENCIA DE MADRE.

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *