ESTERILIZAR ¿SI O NO?

esterilizar

Las primeras semanas de vida de un bebé son las más vulnerables. Sus primeros contactos con el mundo exterior y con los temidos gérmenes.

Todo esto, unido a nuestras ansias como padres preocupados por querer proteger a nuestros pequeños tesoros de todo lo que esté en nuestras manos, nos lleva a la pregunta… esterilizar ¿ si o no?

Algunos pediatras aconsejan esterilizar hasta los 4 ó 5 meses de edad. Otros hasta los 6 meses. Si bien es cierto, que si decides hacerlo, usa el sentido común y hazlo hasta que tu peque y su curiosidad explorador lo lleven a acercarse a la boca todo lo que esté en su campo de alcance, esto es a los 5 meses aproximadamente.

Existen distintos métodos de esterilización :

  • El tradicional. pondremos una olla con agua y la llevaremos a ebullición con los objetos que queramos esterilizar durante unos 10-15 minutos.
  • Eléctricos: De este tipo encontraremos mil y una gamas en el mercado. Usan el mecanismo llamado “esterilización por vapor”. Si me permitís una opinión, son ideales para ocupar espacio en una balda del trastero.
  • En microondas. son una especie de recipientes que debes llenar con agua, meter biberones y tetinas a esterilizar e introducir en el microondas. En pocos minutos estará todo esterilizado.
  • Esterilización en frío. Quizás este sea el método más cómodo. Debes introducir en un recipiente con agua los objetos a esterilizar y añadir una pastilla o líquido desinfectante que puedes adquirir en farmacias. Eso sí, el tiempo será mas elevado que con otros métodos: de 1/2 hora a 1 hora.
  • Además, actualmente podemos encontrar en el mercado los llamados “biberones autoesterilizables”. Sólo tendrás que verter unos 30 ml de agua en su tapa, colocar el biberón boca abajo en el microondas durante 1 minuto y medio… et voilá!

Es cierto que a tan tierna edad la higiene es básica en su día a día. Este arma de doble filo nos lleva en ocasiones, a algunos padres, a obsesionarnos con el tema de la esterilización. 

¿hasta donde llegar? ¿todo lo que tenga contacto con la boca del bebé: ropa, gasas, juguetes, etc? porque ¿y si chupa la gasa o toca el juguete y después se muerde la manita?¿o solamente los chupetes y biberones?

Cada vez más, los pediatras coinciden en que el contacto progresivo con gérmenes contribuyen a fortalecer el sistema inmunitario de los más pequeños. Además, es imposible mantenerlos alejados de estos microorganismos en su día a día: Los colchones, sofás, cortinas, etc están llenas de ácaros; nuestra piel está ampliamente colonizada por comunidades microbianas; el pecho de mamá no está estéril ¿verdad? ; y sus manitas y deditos, que tanto les gusta chupar, tampoco así que no nos obsesionemos, papis.

chupete

En casa nunca hemos esterilizado. Tenemos un gran y precioso esterilizador eléctrico que nos regalaron con el primer bebé y que cumple su función perfectamente cogiendo polvo en el trastero (nótese la ironía)

Si bien es muy importante mantener una buena higiene en el entorno del bebé. Su medio por excelencia no es estéril, así que no nos conviene obsesionarnos.

Quizás lo ideal en estos casos (como en casi todo en la vida) sería usar el sentido común. Mantener un especial cuidado, quizás, en los chupetes, por ejemplo, que pasan media vida rodando por el suelo. Se pueden hervir con un poco de agua una vez a la semana, por ser los más vulnerables a la suciedad, y con un jabón neutro y un buen secado mantener un nivel de higiene adecuados en el resto de objetos.

Recordemos que los primeros meses de vida, los bebés obtienen la información más eficaz a través de la boca, ya que éste sentido está más desarrollado que ningún otro. Así que higiene y a explorar!!!!!

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *